MI HISTORIA COMPLETA: Leti, Alegría en movimiento

A los cuatro años, mi madre tuvo un aborto natural y yo ya decidí inconscienemente, que sería madre por encima de todo.

Bailaba de pequeña, me encantaba y disfrutaba… hasta que a los 7 años, me dijeron que no era suficiente y lo dejé. Practiqué también mucho deporte de equipo y, aunque me encantaba, lo vivía con exigencia, porque constantemente me decía que tenía que ser la mejor y ser reconocida. Esta situación se me repetía en el colegio, era hija de maestra y tenía que comportarme muy bien, sacar muy buenas notas… para ser valorada, tanto yo como mi madre. Y en casa,  vivía muchas discusiones entre mis padres que no podía entender, lo que me hacía aislarme en casa y querer siempre estar rodeada de gente fuera de ella.

Así viví mi infancia y adolescencia, con estrés, exigencias, frustración, indecisión y escondiendo mis cambios en el cuerpo por vergüenza y comparación.

Siempre quise estudiar INEF, aun así, cuando llegó el momento, decidí que no quería ser profesora y opté por una carrera creativa y autónoma. Estudié Arquitectura fuera de casa, pero en la ciudad que mis padres quisieron, Sevilla. Y lo hice rápido, para no sentirme dependiente de mis padres económicamente mucho tiempo más. Deseaba tener mi propio independencia. Esta siempre ha sido otra de mis búsquedas vitales.

leti_1 año_ baile_alegría en movimiento
leti_ baile_alegría en movimiento
leti_balonmano_ mi historia_alegría en movimiento

En la carrera, se me daba muy bien la asignatura de proyecto, y también, ayudar e impulsar a mis compañeros/as en sus propios proyectos. Creaba de manera fácil, desde mi propia intuición, y mis padres dejaron de pedirme la excelencia lo que me calmaba un poco aunque la exigencia ya formaba parte de mi.

En los últimos años de la carrera fui llegando a una parte más social, a la cooperación local e internacional, y la gestión del hábitat. Trabajé en diferentes proyectos habitacionales, acompañanado barrios y familias en situaciones de emergencia.

Al terminar, seguí buscando mi camino de vida, viajé, me hice autónoma, y fui emprendiendo diferentes proyectos colectivos: mazetas, rezetas, cerveza artesana.. proyectos con otras personas sin escuchar mi necesidad y mis talentos, más bien desde estar en grupo, sentirme acompañada y acompañar a los demás…y también desde la carencia económica, por lo que al fin, todos estos emprendimientos se fueron acabando.

A los 33 años, tuve a Candela, mi primera gran maestra. En este embarazo hubo muy poco compartir, sólo con mi compañero, porque yo pretendía poder con todo y ser una superwoman. Y así fueron los dos primeros años de crianza, estuve con y para ella, hasta que este acompañamiento me mostró con mucha claridad la necesidad de tribu, que necesitaba espacio y tiempo propio, que necesitaba reconectar conmigo o, más bien, conectar conmigo por primera vez. Y es desde ahí donde llegue a la formación de Movimiento Expresivo, Río Abierto, y al crecimiento personal. Empecé a bailar con todo el permiso, sin exigencias ni comparación, y me permití un tiempo y espacio para mi, para conectar conmigo, nutrirme y recargarme para seguir acompañando.

Mi segunda hija, Andrea, fue otro viaje, con mucha más consciencia y también con más apoyo y tribu. Todo el proceso y la crianza, la pude vivir con mucha conexión conmigo, con escucha de las emociones que estaba viviendo y con aceptación de todos los cambios físicos. Ella fue partícipe de mi formación y junto a ella empecé también sesiones de movimiento para madres y bebés (Mueve tu maternidad). Andreame ha traido integración y búsqueda de estabilidad emocional y laboral, dándome cuenta, que la estabilidad está dentro, y que requiere de una mirada amorosa y compasiva conmigo misma, con reconocer desde la calma, que me hace bien, que me gusta y que puedo aportar desde ahí al mundo.

Dos hijas y dos procesos muy diferentes porque yo ya había Renacido dos veces, y porque ser Mujer Completa era y sigue siendo mi búsqueda. Mis hijas me han traido el mirarme, conectar con mi cuerpo, mis emociones y acompañarme con compasión, y desde ahí, poder acompañarlas a ellas.

leti_balonmano_ Francia_alegría en movimiento
leti_familia_mi historia_alegría en movimiento
Leti. Alegría en movimiento. Soy yo